¿Cómo alcanzar los objetivos del Decenio de los Afrodescendientes?

32868c74a10d03e31f1b77e8fca934ff.jpg

En 2014, la Asamblea General de la ONU adoptó un Programa de actividades relativo al Decenio internacional de losAfrodescendientes (2015-2024).

En dicho programa, se invita a los diferentes actores a desarrollar actividades que contribuyan a los objetivos del Decenio internacional para los Afrodescendientes: ¿Pero cómo llegar a esto? Algunos consejos de la ONU dan cuenta de lo siguiente.

A nivel nacional, los Estados deberían tomar medidas concretas y prácticas mediante la adopción y aplicación efectiva de marcos jurídicos nacionales e internacionales y de políticas y programas de lucha contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia a las que se enfrentan los afrodescendientes, teniendo en cuenta la situación particular de las mujeres, las niñas y los jóvenes varones.

Para el exdiputado afroboliviano, Jorge Medina, Bolivia destaca en el plano internacional al tener la ley 045 de Lucha Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación.

“Justamente evidenciando qué han hecho los países para luchar contra las desigualdades de la comunidad negra, en el marco del Decenio de los Afrodescendientes, Bolivia sobresale con la ley 045, puesto que es uno de los pocos países en la región que cuenta con esta normativa”, mencionó Medina, proyectista de esta ley.

De acuerdo con la ONU, a nivel regional e internacional, se podrían alcanzar los objetivos del Decenio apelando a la comunidad internacional y a las organizaciones internacionales y regionales a difundir ampliamente la Declaración y el Programa de acción de Durban; sensibilizar a la opinión pública sobre la Convención Internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial; ayudar a los Estados a aplicar de manera plena y efectiva los compromisos que hayan contraído en virtud de la Declaración y el Programa de acción de Durban; incorporar los derechos humanos en los programas de desarrollo; acordar una prioridad especial a aquellos proyectos destinados a reunir datos estadísticos; apoyar las iniciativas y los proyectos cuyo objetivo sea honrar y preservar la memoria histórica de los afrodescendientes.

A nivel local, se invita a las autoridades locales y a la sociedad civil a implementar iniciativas de sensibilización y de educación relacionadas con la historia de los afrodescendientes, y a promover su contribución a las sociedades contemporáneas.